Zapatito de muñeca (Thunbergia mysorensis)

$50,000.00

In stock

Compare

Es de crecimiento rápido, muy vigorosa. En climas apropiados de temperaturas tropicales cálidas y húmedas, puede alcanzar los diez metros de largo, en climas más fríos sus tallos no son tan largos, pero si se adapta bien, puede convertirse en una planta de grandes dimensiones llegando a ocupar espacios de cuatro a seis metros de altura y de amplitud. Su base forma un tronco grueso y leñoso.

Puede cultivarse como planta ornamental en exterior durante todo el año, en climas de temperaturas cálidas y tropicales, como algunas zonas del sur de Europa o de California. Tiene ramas leñosas en las que se desarrollan tallos muy largos y delgados que pueden crecer más de cuatro metros, están cubiertos de hojas opuestas verdes y grandes, estrechas y alargadas de color verde intenso. Sus hojas son simples y ligeramente onduladas, con nerviaciones muy marcadas y bordes irregulares de diez a quince centímetros de largo, son perennes.

Sus flores son abundante desde la primavera hasta el otoño, pero florece más abundantemente durante las épocas en que los días son más cálidos y las noches más frías. Las flores se desarrollan en el extremo de los tallos, la inflorescencia es colgante. Los racimos de flores pueden llegar a ser muy largos, parecen largas cuerdas con flores de hasta un metro de longitud. La enredadera forma una atractiva cortina de llamativas flores, éstas se asemejan a pequeños zapatitos por lo que es conocida como “Zapatitos de Muñeca” o “Zapatillas de Mujer”.

Las flores son muy originales y especialmente ornamentales, los capullos son de color rojo oscuro casi marrón y alargado, el cáliz presenta el mismo color rojizo. Cuando la flor se abre muestra una amplia abertura de color amarillo brillante, rodeada de formas redondeadas similares a puntillas o volantes de color amarillo y rojo. Miden alrededor de seis o siete centímetros y producen un néctar dulce que atrae a los colibríes y a insectos polinizadores que son los encargados de su fecundación.

Ubicación para su uso

Esta enredadera es adecuada ubicarla para su cultivo cerca de estructuras altas o pérgolas donde pueda trepar y mostrar su preciosa floración en cascada. Puede cubrir enrejados y arcos altos, y ser cultivada en macetas grandes, con tutores o celosías altas por donde pueda trepar y de las que puedan colgar sus preciosas y llamativas inflorescencias.

Dependiendo del clima de cultivo puede variar su ubicación, en climas calurosos necesita una situación de sol filtrado o sombra parcial muy luminosa, el sol directo puede quemar su delicada vegetación. Sólo admite sol directo en climas de temperaturas más suaves como las de sus lugares de origen. Florece mejor en situaciones luminosas con buena luz solar y calor durante el día y temperaturas más frescas por la noche.

Cultivo

Necesita un suelo de plantación húmedo, moderadamente fértil, suelto y bien drenado, que contenga arena, humus y turba. Riegos regulares con agua a temperatura ambiente, el agua fría le es muy perjudicial. Es imprescindible mantener la tierra ligeramente húmeda en todo momento evitando que se seque por completo, también hay que evitar el encharcamiento. Sus riegos deben ser regulares y moderados durante el invierno, y más frecuentes en primavera y verano, manteniendo todo el sustrato ligeramente húmedo.

Necesita alta humedad ambiental para crecer y florecer adecuadamente, vaporizaciones frecuentes imitando la humedad ambiental de sus lugares de origen. Se le deben realizar aportes de abono mineral líquido rico en fósforo, especial para plantas de flor, los aplicaremos quincenalmente o mensualmente junto con el agua de riego, especialmente en primavera y verano época de mayor desarrollo, mantendremos así la planta nutrida y favoreceremos una floración abundante y duradera.

Necesita, además, un clima cálido, no le gustan las temperaturas frías ni las heladas. Sólo prospera cultivada en exterior en climas de temperaturas subtropicales libres de helada, se debe mantener en temperaturas superiores a quince grados. Si el clima de cultivo es inferior será necesario cultivarla en interior luminoso, con un alto grado de humedad ambiental. Es difícil mantener sus condiciones de cultivo en un interior convencional por lo que suele ser imprescindible un invernadero cálido, luminoso y húmedo donde florecerá todos los años.

Se debe podar en otoño, realizar un acortamiento de tallos después de la floración para controlar su crecimiento. Durante los primeros años de plantación, se deben realizar podas de formación, es recomendable pellizcar el extremo de los tallos para fomentar el crecimiento de nuevos brotes y conseguir plantas más tupidas y una floración más abundante. Los ejemplares viejos admiten podas más drásticas para rejuvenecer los ejemplares.

See It Styled On Instagram

    No access token

Main Menu

Zapatito de muñeca (Thunbergia mysorensis)

$50,000.00

Add to Cart